7 tips para armar un presupuesto exitoso

Escuela AF tips !

Un tema que suele preocupar a mis alumnos es que hacer cuando les toca pasar un presupuesto. Al ser la puerta a un trabajo remunerado genera ansiedad y dudas. ¿Estoy pasando mucho? ¿O muy poco? ¿Lo estoy haciendo bien? Dudas súper normales que espero pueda ayudarte a evacuar con estos super tips!

1- REGALOS A PAPÁ NOEL: mi primer consejo es la base de todo el asunto, NO REGALES TU TRABAJO. Está impregnada la idea de que a un profesional nuevo (Fotógrafos, Productores, etc.) se le puede pedir su trabajo a cambio del «beneficio» de hacer la campaña, el lookbook, o lo que sea. Porque «Te va a servir para tu porfolio» «Te va a dar visibilidad». A lo que yo pregunto, en Nikon/Canon, te llevaste la cámara a cambio de visibilidad? Y cuando compras una remera que dice «LEVIS», te la dan porque vas a llevar colgando la marca y les vas a hacer publicidad. NO! Entonces, porque obsequiar tu trabajo, con tus costosos equipos, a gente que va a lucrar con ello? Porque la marca va a vender la ropa en parte gracias a las fotos que vos le vas a hacer. Además, si seguimos esta lógica utilitarista chupasangrista, quien te asegura que en la próxima campaña te van a llamar a vos y te van a pagar? Mejor buscan a otro que les done el trabajo y así encadenan uno tras otro. Regalar mal acostumbra al cliente y bastardea el mercado del que todos vivimos. No te hagas eso a vos mismo. Cobrá. Como Messi. Cobrá mucho.     

Otro cliente feliz con su campaña regalada.

Otro cliente feliz con su campaña regalada.


2- EL NÚMERO IMPORTA: en moda no tenemos un tarifario, como hay en cine por ejemplo. Tampoco hay gremio ni sindicato (salvo las modelos que si tienen). Todo esto deja a Productores y Fotógrafos libres para pasar el número que quieran/puedan. Yo he tenido experiencias de pedir presupuestos a Phs para una campaña y que la diferencia entre el más bajo y el más alto sea de más del 500%. Sufrían demencia presupuestaria.Si estás dando tus primeros pasos, y no tenés mucho porfolio, te podés diferenciar por la variable precio, o sea, ser económico. Calculá que un book está entre $3000 y $5000: no podés cobrar menos que eso por las fotos o por el estilismo. Y una vez que comenzaste a cobrar, poné tu piso y actualizalo cada 6 meses, con un aumento aproximado del 20% (qué es lo que suben las cosas, viva la inflación y el caos en el que habitamos).
3- EL PRECIO JUSTO: el precio de tus servicios va a variar según quien los requiera: si la marca es pequeña, podemos flexibilizar, si la marca es reconocida, no te dejes intimidar y cobra mejor. A veces los clientes grandes son los más ratas, y uno por hacer el trabajo acepta. En ese caso fijate como viene tu agenda, si estás a full de laburo, ponete firme en tu precio inicial. . Acostumbrate.   

Acá, firmando mi primer presu.

 
4- SU CONSULTA NO MOLESTA: si tenés dudas de cuanto pasar, siempre está bueno tener un colega con el que puedas consultar, no solo el presupuesto, sino también referencias del cliente, de la agencia de modelos, del estudio, etc. Después le invitas unas birras y le presentás un amiga/o.


5- ASUNTO IMPRESO: los presupuestos SIEMPRE se tiene que pasar escritos, no te manejes solo de palabra (que se las lleva el viento). Lo podés armar en Word, pasar a PDF y mandarlo así. Lo importante es que esté todo detallado, que sea corto y claro y que el cliente lo reciba a tiempo. A nadie le gusta un profesional que demora en pasar una cotización. Si podés, mandalo en el día. Presupuestador precoz.

 
6- LA LETRA PEQUEÑA: dentro del presupuesto que pasás hay cosas que no pueden faltar:- Cantidad de jornadas de trabajo: una jornada completa dura 8/9hs. Si el plan es estar 16hs un mismo día, le pasás dos jornaditas.- Todas las cosas que incluye: 10 fotos finales retocadas en alta, armado de 20 cambios con opciones de accesorios, 3 cambios de make up, los equipos de iluminación, el estudio, etc.- Cosas que no incluye: por ej. no incluye catering, transporte, impresiones, modelo, escenografía, diseño gráfico, etc. – Detallar que si hay más fotos a retocar se cobrará $X por cada una. A los clientes a último momento se les multiplican las prendas mágicamente y en lugar de 15 looks hacés 22. Esos extras se cobran.- El día de la toma se cobra el 50% del trabajo. No trajo la plata? Que vaya a un cajero y vuelva! Vos por las dudas recordáselo antes del día de toma.- El presupuesto tiene una fecha de caducidad, como los lácteos: «Este presupuesto tiene validez hasta dentro de 15 días/un mes». Después de eso se vuelve a presupuestar. Porque todo sube. 

Acá, aceptando el canje


7- SE TE NOTA EL CANJE: cuando la marca ofrece pagar con canje hay que aumentar el número a cobrar, mínimo al doble, sobre todo si te van a dar la ropa al precio de venta. Date una vuelta por el local, mirá precios, y calculá cuantas prendas querrías recibir por tu trabajo. También hay que que intentar que sea un porcentaje en canje y no todo. Uno no paga en el super con zapatos, no? Y si sos chabón, y la marca es de lencería, no importa, vos cobrá igual que para eso está Mercado Libre o el cumple de tu novia. 
Espero que estos tips escritos con mucha amorrrr les sirvan un montón y se hagan ricos. Luego me invitan a tomar algo. 

Abrir chat
Envianos tu consulta
Powered by